MARIA PITA (1565-1643)

La heroína que humilló y venció al mismísimo corsario inglés Francis Drake.

Retrato de Maria Pita.

María Mayor Fernández de Cámara y Pita mas conocida como María Pita, nació en 1565 en Santiago de Sigrás, cerca de La Coruña. Con una personalidad muy adelantada a su tiempo, era una mujer muy valiente que, desde niña, no soportaba las injusticias.
María Pita estuvo casada cuatro veces y tuvo cuatro hijos.  

En la primavera del año 1589, un año después de la empresa fallida de la Armada Invencible en costas inglesas, Inglaterra estaba preparada para materializar su venganza. En aquellos últimos años del siglo XVI, España e Inglaterra, dos potencias internacionales, pugnaban por el dominio de los mares y la hegemonía en medio mundo y en el tablero, miles de peones iban a sufrir las consecuencias. 
Isabel I de Inglaterra, con su corsario Francis Drake a la cabeza, se disponía a poner en jaque a su enemigo Felipe II. No sólo iba a devolverle la "visita" a sus tierras, sino que se disponía a arrebatarle la corona portuguesa que el rey Prudente se había apropiado en 1580 aduciendo razones dinásticas. Junto a Drake viajaba don Antonio, prior de Crato, nieto de Manuel I de Portugal, que reclamaba para sí el trono que entonces ostentaba su primo lejano Felipe II.

Francis Drake.

Drake partió de la base de Plymouth el 13 de abril con entre 125 y 200 naves, y unos 23.000 hombres con destino a La Coruña. Pero la ciudad aguardaba la llegada de los ingleses con hombres deseosos de defender su territorio y de valerosas mujeres que apoyaron con comida y agua a las tropas durante todo el asalto. Entre ellas una tal Maria Pita pasaría ese día a la historia.

Las velas inglesas se avistaron en la noche del 3 de Mayo. Aun sin saber sus intenciones, nadie podía suponer que venían con intenciones de arrasar la ciudad. Por ello, Don Juan Pacheco (capitán general de Galicia) ordenó enviar dos galeras para averiguar las intenciones de aquella flota. En cuanto estuvieron a tiro, los barcos ingleses las torpedearon. 

La invencible inglesa.

Drake ordenó desembarcar ese mismo día a 10.000 de sus hombres. Pese a los cañonazos lanzados desde el puerto por las pocas galeras españolas que lo defendían, logran durante las horas posteriores tomar el barrio de la Pescadería, ubicado fuera de los muros de la ciudad, acabando con la vida de unos 500 defensores. 
2 días después, los ingleses solicitaron a los defensores (unos 1.500) que se rindiesen. Pero la respuesta española fue una negativa acompañada de una salva de cañón.
El día 14, tras varias demoliciones, los ingleses consiguieron abrir una brecha en el muro. La infantería británica cargó por la abertura a lo que los españoles les recibieron con una salva de arcabuz en primer lugar, y las pertinentes picas después. La batalla y la sangre estaban servidas. 

Cuando estaban exhaustos unos y otros, un alférez inglés alentó a sus hombres a seguirlo. Sacó fuerzas de flaqueza y cruzó la muralla derruida portando la bandera de su regimiento. Entre los cadáveres se encuentra le de Gregorio de Rocamunde, marido de Maria Pita. Maria inundada por la desesperación y la rabia se abalanzo sobre el alférez arrebatándole la lanza de la bandera inglesa y, con la misma, mata al alférez que dirigía el asalto. Era el hermano del almirante Francis Drake.

Maria Pita atacando al alférez ingles.

Este hecho unido a la férrea defensa española hizo que finalmente, y ante la noticia de la llegada de refuerzos terrestres, las tropas inglesas abandonaron la pretensión de tomar la ciudad. 

La tradición dice que este hecho se llevó a cabo al grito de "quien tenga honra que me siga". Los ingleses se retiraron para reembarcar el 18 de mayo, habiendo dejado tras de sí unos 1000 muertos españoles, y habiendo perdido por su parte unos 1300 hombres, además de entre dos y tres buques y cuatro barcazas de desembarco,​ todos ellos hundidos por los cañones del fuerte de San Antón y los barcos españoles. Además, en aquel momento las epidemias empezaron a hacer mella entre las tropas inglesas, lo cual unido al duro e inesperado rechazo en La Coruña contribuyó al decaimiento de la moral y al aumento de la indisciplina entre los ingleses.

Maria Pita arrebatando la vida al hermano de Drake.

Una vez acabada la batalla, María Pita ayudó a recoger los cadáveres y a cuidar de los heridos. Junto con ella, otras mujeres de A Coruña ayudaron a defender la ciudad, entre ellas, Inés de Ben, que fue herida en la batalla.

María Pita al enviudar por última vez de su cuarto marido, el rey Felipe II le concedió una pensión que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales y le concedió un permiso de exportación de mulas de España a Portugal.

Estatua de Maria Pita en la plaza que lleva también su nombre (La Coruña).

Marco una leyenda en la historia de la ciudad y en toda la memoria española.


Publicar un comentario

0 Comentarios


EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL