EL EFECTIVO FUSIL MÁUSER ESPAÑOL MODELO 1893

Este fusil fue sin duda el terror de los enemigos españoles a finales del siglo XIX y principios del XX, destacando en la guerra de Cuba,  Filipinas y el norte de África.

Máuser español modelo 1893.


Fue declarado reglamentario en el Ejército Español por el Real Decreto de 30 de Noviembre de 1892 con la denominación "Fusil Máuser Español, modelo 1892". Posteriormente, tras sufrir diversas modificaciones, entre ellas la colocación de los cartuchos "al tresbolillo" en el depósito, se declaró en el Real Decreto del 7 de Diciembre de 1893 nuevamente como Reglamentario, modificando su denominación, que pasó a ser definitiva como Fusil Máuser Español, modelo 1893.

Con la adopción se decidió la compra de 70,000 fusiles y 5,000 carabinas, además de 18 millones de cartuchos. En los años sucesivos y previos, con algunas reformas en sus instalaciones, la Fábrica de Oviedo podría producir 20,000 y la industria particular 10,000 fusiles anuales, a un precio aproximado de 78 pesetas.
Pronto demostró su eficacia. Todas las versiones del rifle tuvieron un amplio servicio en el ejército español, comenzando en la Guerra Hispanoamericana en 1898, la Guerra Rif de 1920-1927 y la Guerra Civil española de 1936-1939.

Despiece del Máuser 93.

Estos eran sus principales datos técnicos:
  • Calibre del cañón : 7 mm
  • Longitud del cañón : 738 mm
  • Número estrías del cañón : 4
  • Longitud total del arma sin bayoneta: 1,235 mm
  • Longitud total del arma con bayoneta: 1,484 mm
  • Peso del arma sin bayoneta : 3,950 +/- gramos
  • Peso del arma con bayoneta : 4,355 gramos
  • Clase de cartucho: Metálico
  • Longitud total del cartucho: 78 - 0.5 mm
  • Peso de la bala: 11.2 +/- 0.1 gramos
  • Peso de la carga: 2.45 + 0.05 gramos
  • Peso de la vaina: 11.1 gramos
  • Peso total del cartucho: 25 - 0.4 gramos

Es un arma de repetición sistema Mauser, con capacidad para cinco cartuchos en el depósito y uno más en la recámara. El fusil (7x57mm) era de cerrojo con un cargador de 5 balas "sin humo" (no producían humo o éste era muy escaso, por lo que era muy difícil detectar de donde venían los disparos). El cargador queda dentro del rifle. 


Constituyen sus partes principales un cañón con tres cuerpos escalonados, unido por medio de rosca al cajón de los mecanismos deslizándose dentro de éste, el cerrojo, e inmediatamente debajo, el depósito con el mecanismo de alimentación en su interior; el mecanismo de disparo y los elementos de seguridad y de puntería, de los que el alza, de chapa vertical y corredera, está graduada de 400 a 2,000 metros, de cien en cien y, finalmente, la caja y el guardamanos de madera de nogal.

Entre las piezas de la guarnición figuran la cantonera, el arco del guardamonte, la baqueta, las dos anillas del portafusil y dos abrazaderas. La primera de éstas lleva una de las anillas y la segunda, más ancha, un botón para la fijación del cuchillo-bayoneta.
Todas las piezas metálicas están pavonadas excepto el cerrojo, la teja elevadora del mecanismo de alimentación, la baqueta y el cuchillo-bayoneta.

Soldados españoles en la Guerra de Cuba portando el Máuser, en 1898.

Soportaba un fuego continuo, sin que por ello resultase afectada su precisión y su funcionamiento quedaba asegurado en las peores condiciones climatológicas. Su mantenimiento era sencillo y podía pasarse largos periodos de tiempo y fuego sin limpiar ni engrasar. Eran totalmente resistentes a las caídas y golpes, ideales para el empleo de la infantería. Normalmente este fusil Máuser 93 era utilizado por tropas de primera línea o regulares.

Esta arma de establecido un periodo de duración de unos 25 años y su cañón podía disparar con precisión aceptable hasta 10.000 cartuchos.

Detalle del cerrojo del Máuser 1893.

Bayoneta del Máuser 1893.

La leyenda de este arma se forjo en el año 1.898 en Lomas de San Juan en Cuba. 700 desaliñados españoles se enfrentan a 15.000 bien pertrechados soldados norteamericanos. A pesar de la aplastante desproporción de efectivos, cuando los tropas hispanas se repliegan han dejado tras de ellos más de 1.400 bajas entre las filas de la infantería de los EEUU. La precisión de los fusiles Máuser modelo 1893 quedó demostrada de manera abrumadora.

Un junta de investigación del ejército estadounidense fue comisionada como resultado directo de esta batalla. Recomendaron reemplazar su rifle Krag y asemejarlo al Máuser español. Para 1903, las autoridades estadounidenses habían adoptado el Springfield M1903 como rifle oficial, que copió los sistemas de pernos y cargadores del Máuser de 1898, junto con un cartucho calibre 30.






Publicar un comentario

0 Comentarios


EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL