1618 - 1648 GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS

La guerra de los Treinta Años fue una guerra librada en la Europa Central (principalmente el Sacro Imperio Romano Germánico) entre los años 1618 y 1648, en la que intervinieron la mayoría de las grandes potencias europeas de la época. Esta guerra marcó el futuro del conjunto de Europa en los siglos posteriores.

Aunque inicialmente se trataba de un conflicto político-religioso entre Estados partidarios de la reforma y la contrarreforma dentro del propio Sacro Imperio Romano Germánico, la intervención paulatina de las distintas potencias europeas convirtió gradualmente el conflicto en una guerra general por toda Europa, por razones no necesariamente relacionadas con la religión:​ búsqueda de una situación de equilibrio político, alcanzar la hegemonía en el escenario europeo, enfrentamiento con una potencia rival, etc.

La guerra de los Treinta Años llegó a su final con la Paz de Westfalia y la Paz de los Pirineos, y supuso el punto culminante de la rivalidad entre Francia y los territorios de los Habsburgo (el Imperio español y el Sacro Imperio Romano Germánico) por la hegemonía en Europa, que conduciría en años posteriores a nuevas guerras entre ambas potencias.

El mayor impacto de esta guerra, en la que se usaron mercenarios de forma generalizada, fue la total devastación de lugares enteros que fueron esquilmados por los ejércitos necesitados de suministros. Los continuos episodios de hambrunas y enfermedades diezmaron la población civil de los Estados alemanes y, en menor medida, de los Países Bajos e Italia, además de llevar a la bancarrota a muchas de las potencias implicadas.11​ Aunque la guerra duró treinta años, los conflictos que la generaron siguieron sin resolverse durante mucho tiempo.

Durante el curso de esta, la población del Sacro Imperio se vio reducida en un 30 %.​ En Brandeburgo se llegó al 50 %, y en otras regiones incluso a dos tercios. La población masculina en Alemania disminuyó a la mitad. En los Países Checos la población cayó en un tercio a causa de la guerra, el hambre, las enfermedades y la expulsión masiva de checos protestantes. Solo los ejércitos suecos destruyeron durante la guerra 2000 castillos, 18 000 villas y 1500 pueblos en Alemania.


Fecha1618-1648
LugarEuropa (principalmente en la actual Alemania)
Resultado
Beligerantes
Sweden-Flag-1562.svg Imperio sueco
Fictitious Ottoman flag 2.svg Imperio otomano
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400).svg Sacro Imperio Romano Germánico
apoyados por:
Monarquía Hispánica
Comandantes
Sweden-Flag-1562.svg Gustavo II Adolfo †
Flag of Transylvania before 1918.svg Gabriel Bethlen
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400).svg Fernando II
Flag of Bavaria (lozengy).svg Maximiliano I, duque y elector de Baviera
Fuerzas en combate
72 000 alemanes
40 000 suecos y finlandeses
100 000 franceses
68 000 neerlandeses
38 000 daneses
25 000 escoceses
250 000-300 000 Sacro Imperio Romano Germánico
200 000 españoles
37 000-56 000 resto de aliados
Bajas
Estados alemanes:
115 000-120 000
Países Bajos:
50 000-60 000
Suecia y Finlandia:
150 000-155 000
Francia:
65 000-80 000
Escocia:
10 000-15 000
Inglaterra:
30 000
Sacro Imperio y Liga Católica:
210 000-250 000
Imperio español:
80 000-100 000

3 500 000-4 500 000 muertos en total, solo 300 000-600 000 militares (300 000-350 000 en batalla).



Publicar un comentario

0 Comentarios


EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL