REAL DE A 8, PRIMERA DIVISA DE USO MUNDIAL

El Real de a Ocho que acuñaba el imperio español fue la primera moneda que durante tres siglos fue referencia obligada en el comercio mundial. 

Real de a 8 de 1759

El 13 de junio de 1497 los Reyes Católicos promulgaron una Pragmática en la ciudad de Medina del Campo en virtud de la cual refundían todas las leyes monetarias que existían hasta ese momento y establecían que, en las 7 Casas de la Moneda que existían en el Reino de Castilla (Burgos, Granada, Toledo, Sevilla, Cuenca, Segovia y la Coruña) se acuñasen monedas de oro y monedas de plata de gran pureza, además de otra moneda que se llamaban de vellón (aleación de plata y cobre).

Vamos a centrarnos en la moneda de plata que se denomina el Real de a 8 (porque tiene un valor nominal de 8 Reales, habiendo monedas más pequeñas de 4, 2, 1, medio, un cuarto y un octavo de Real). El Real de a 8 fue acuñado por el Imperio español con un peso de 27,468 gramos y una pureza de 0,93055%, que contenía 25,560 gramos de plata pura. Las monedas tenían un valor de ocho reales (8 reales y 272 maravedís. 1 real de a ocho = 1 duro. 2 reales de a 8 = 1 escudo).

Actual casa de moneda y timbre en Madrid

Gracias al amplio uso que tuvo a finales del siglo XVIII en Europa, toda América y el extremo oriente, se convirtió en la primera divisa de uso mundial. Fue la primera moneda de curso legal en los Estados Unidos hasta que una ley de 1857 desautorizó su uso. Muchas monedas actuales tomaron sus respectivas denominaciones del real de a 8, tales como el dólar, el yuan o el peso.

En el mundo anglosajón en general, y en Estados Unidos en particular, el real de a 8 era conocido como Spanish dollar, pieces of eight o eight real coin. Existen diversas teorías de que el símbolo «$» del peso y el dólar tiene su origen en las bandas y columnas de Hércules del escudo español que aparece en el reverso del real de a 8.

Teoría del origen del símbolo del Dolar

El descubrimiento de América y la llegada de las remesas de metales preciosos tuvieron como efectos la extensión del ámbito monetario y el desplazamiento de la preeminencia económica del mundo mediterráneo, que dejó de ser el eje del comercio y con ello del mundo monetario. Las monedas internacionales de épocas anteriores, las emitidas por las repúblicas italianas, se vieron sustituidas por los reales de a 8 españoles.

El comercio español con China, utilizando como base a las Filipinas, hizo que el real de a 8 se difundiera también en el Sudeste asiático. En una época donde el valor de la moneda estaba determinado por su contenido intrínseco de plata u oro, la fineza del real de a 8 hizo que esta pieza se tornara extraoficialmente en la moneda de cambio para el comercio internacional sostenido en Asia Oriental. La llegada de comerciantes estadounidenses a China a fines del siglo XVIII impulsó más el uso del Spanish dollar.



Todos los comerciantes europeos que adquirían mercancías en los países árabes o en Oriente debían necesariamente satisfacer su adquisición en moneda de plata española, por lo que tanto en las carabelas portuguesas como posteriormente en los barcos de las compañías holandesas, británicas, francesas o danesas se llevaba la misma como carga, y esto siguió produciéndose hasta bien entrado el siglo XIX.

Una ley estadounidense de 1792 sobre el sistema monetario creó la casa de moneda de los Estados Unidos, aunque los primeros dólares estadounidenses no fueron tan populares como los Spanish dollars, pues estos últimos eran más pesados y estaban hechos de plata más fina. Un real de a 8 tenía un peso nominal de 550,209 granos españoles, que son 27,468 gramos en el sistema métrico decimal; con una pureza de 93,055% esto significaba que el real de a 8 contenía 25,560 gramos de plata, aunque su peso y pureza varió significativamente entre las distintas casas de la moneda a lo largo de los siglos. En cambio, la citada ley estadounidense de 1792, especificó que el dólar de EE.UU. contendría 27 gramos de peso, de los cuales sólo 24,1 gramos eran de plata. 

Dólar de 1792

Durante los próximos siglos que estuvo en circulación van a combinarse una serie de factores que van a permitir que el Real de a 8 se consolide como la primera moneda internacional de la historia. Entre estos motivos podemos destacar en resumen los siguientes:

1.- La pureza del Real de a 8
La gran pureza en plata de los Reales de a 8 (con un contenido en plata aproximado del 93%) que se va a mantener prácticamente inalterada hasta 1732 y que lo va a hacer más atractivo que otras monedas con una pureza inferior.

2.- El prestigio de España
El gran prestigio de los Reyes Católicos (que han concluido la Reconquista, descubierto América y unificado España) y de sus sucesores, en especial, Carlos I de España y V de Alemania y su hijo Felipe II.

3.- El Imperio Español
La rápida extensión del Imperio Español (en donde no se ponía el sol) y el comercio con países tan remotos como China.

4.- Su abundancia
La abundancia de monedas de Real de a 8 gracias a la gran cantidad de plata extraída de las minas americanas (destacando Zacatecas en México y Potosí en Bolivia) así como la relativa escasez de oro (por comparación a la abundancia de plata).

5- El contrabando
El contrabando, que implicaba que el Real de a 8 fuese utilizado para pagar a contrabandistas extranjeros que, a su vez, utilizaban la moneda fuera del imperio español.

6.- La deuda de la Corona
La abultada deuda contraída por la Corona Española con banqueros alemanes, flamencos, genoveses, florentinos… y que había que pagar, claro (a pesar de las sucesivas quiebras).

7.- La política exterior de la Corona
Las constantes guerras en las que andaba metida la Corona Española (que pagaba a sus soldados y que luego se gastaban el dinero allá dónde estuviesen) favoreció también el uso del Real de a 8 fuera de las posesiones españolas.

8.- El comercio internacional
Debido a su gran pureza, el Real de a 8 era utilizado en operaciones de comercio internacional: Venecia lo usaba para comerciar con el Imperio Otomano a través de la Ruta de la Seda, Portugal para comerciar con la India y los Países Bajos para comerciar con los países del Mar Báltico.

Real de a 8 de 1800

La moneda española fue moneda de curso legal en los Estados Unidos hasta que en 1857 fue prohibido su uso, y mientras circuló en los EE. UU. el real de a 8 tuvo el valor de un dólar. Como curiosidad cabe indicar, por ejemplo, que el precio de las acciones en el mercado de valores de los Estados Unidos denominado en octavos de dólar perduró hasta el 24 de junio de 1997 cuando la Bolsa de Nueva York convirtió dicha denominación a dieciseisavos de dólar, aunque poco después se pasó a la notación decimal.


Publicar un comentario

0 Comentarios


EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL