BATALLA DE FLORES, 9 de septiembre de 1591

Alonso de Bazán derrota y humilla a la armada inglesa. La Royal Navy se postra ante el dominio español en el Atlántico y su mejor galeón "el Revenge" es capturado

Batalla de Flores

La guerra entre España e Inglaterra duraba ya muchos años, y pese a las expectativas creadas por el fracaso de la “Invencible”, lo cierto es que no iba bien para los ingleses tras su fracaso ante La Coruña y Lisboa de 1589 ( La Contraarmada). Los ingleses pretendían debilitar a la corona de España mediante la captura de las flota de Indias a su paso por las Azores. 

No corrían buenos momentos para la corona hispánica de Felipe II a finales del SXVI. De hecho, nuestro país hacía frente aquellas jornadas a una deuda monstruosa  que, a falta de liquidez, era sufragada con las insuficientes monedas traídas desde América. A su vez, España combatía por entonces contra su Majestad inglesa, la reina Isabel I, quien no dudaba en pagar a piratas o corsarios, (como eran conocidos estos sanguinarios mercenarios) para que saquearan y enviaran al fondo del mar a los navíos peninsulares que atravesaban el Atlántico cargados de tesoros.

Para impedir una recuperación naval española después de la Armada, Sir John Hawkins propuso un bloqueo de la provisión del tesoro que se está adquiriendo del Imperio español en las Américas por una patrulla naval constante diseñada para interceptar barcos españoles. El acumulado de derrotas era lacerante para los anglos, pero seguían intentándolo a pesar de los escarmientos infligidos por nuestros marinos españoles.

La Revenge fue en una patrulla en el verano de 1591 bajo el mando de Sir Richard Grenville. Mientras tanto, los españoles habían reunido una flota de unos 55 barcos al mando de Alonso de Bazán, teniendo bajo sus órdenes a los generales Martín de Bertendona y Marcos de Aramburu.

Alonso de Bazán

Entre las islas de Flores y la de Corvo, el ilustre marino Don Alonso de Bazán, aguardaba pacientemente una conjunción de corrientes favorables y viento benefactor. Todo estaba preparado para este choque de colosos y la infantería de marina embarcada en las naves españolas era una sorpresa táctica que los ingleses no se esperaban. 

Mientras los ingleses se las prometían felices con sus más de veinte galeones y cerca de diez mil hombres embarcados, los españoles, en número similar, contaban con mas potencia de fuego y la moral por las nubes. 


El 9 de septiembre, las dos flotas se divisaron en la lejanía para incredulidad de los piratas ingleses. Preparado para derramar la sangre inglesa, Bazán ordenó en un principio que los españoles se dividieran en dos columnas que asaltaran al enemigo desde todos los frentes. Pero no fue hasta las 5 de la tarde cuando los barcos de Bazán bajaron el canal que separaba las islas de Flores y Corvo. 

El almirante inglés Howard, alertado de la llegada de los españoles y al ver una flota de verdad y compuesta se dio a la fuga a todo el trapo que daban las velas en dirección nordeste, impresionado por la audacia y la superioridad de los españoles. Mientras tanto, el Defiance, el buque insignia de Howard, recibió fuertes disparos de fuego de San Cristóbal de Aramburu antes de retirarse de la batalla cobardemente.

Capitán Richard Grenville

Pero no todo fue cobardía entre los ingleses. Dos fragatas y el galeón "Revenge",  plantaron cara ante la adversidad a sabiendas de que estaban perdidos. Su capitán Richard Grenville desoyendo las órdenes, decidió mantener la posición y presentar batalla a los españoles. 

El "San Felipe" de Claudio de Viamonte se embarcó en el galeón inglés, sufriendo la desgracia de la separación del gancho de agarre después de haber pasado a bordo de 10 hombres.​ Poco después, el "San Bernabé" de Martín de Bertendona hizo lo mismo, esta vez con éxito, y logró rescatar a siete sobrevivientes de la partida de abordaje del "San Felipe". El ataque de "San Bernabé" fue decisivo para el destino del "Revenge", porque el buque de guerra inglés perdió la ventaja de sus cañones navales de largo alcance. Por el contrario, el pesado fuego de mosquetería de la infantería española obligó a los artilleros ingleses a abandonar su puesto para repeler el ataque.

Abordaje del Revenge

Al anochecer, después de dispersar la mayor parte de la flota inglesa, el "San Cristóbal" embistió al "Revenge" debajo de su castillo de popa, poniendo a bordo del barco inglés una segunda partida de hombres que embarco y capturó sus colores. Los soldados españoles llegaron hasta el palo mayor antes de ser obligados a retirarse debido al pesado fuego de mosquetería hecho desde el castillo de popa.​ El arco del "San Cristóbal" se había roto por la embestida y ella tuvo que pedir refuerzos.​ El "Asunción" de Antonio Manrique y "La Serena" de Luis Coutinho atacaron entonces al mismo tiempo, aumentando el número de barcos que acabaron venciendo al "Revenge". Grenville los contuvo con disparos de cañones y mosquetes hasta que, resultando gravemente herido y la "Revenge" gravemente dañada, completamente desmantelado y con 150 hombres muertos o incapaces de luchar, se rindió. 

La última pelea del Revenge (James Cundee)

El más prestigioso buque de guerra de Inglaterra, había caído en manos de los españoles. A pesar del daño que Grenville había infligido, los españoles trataron a los sobrevivientes del "Revenge" con honor.​ Grenville, quien había sido llevado a bordo del buque insignia de Bazán, murió dos días después.​ La Flota del Tesoro de España se reunió con Bazán poco después, y la flota combinada navegó a España.  Fueron alcanzados por una tormenta de una semana durante la cual se perdieron el "Revenge" y 15 buques de guerra y buques mercantes españoles.​ El "Revenge" se hundió con un grupo mixto de tripulación de 70 españoles y prisioneros ingleses cerca de la isla de Terceira, en la posición aproximada 38 ° 46'9 "N 27 ° 22'42" W.9​

Sin embargo, la batalla marcó el resurgimiento del poder naval español​ y demostró que las posibilidades inglesas de atrapar y derrotar a una flota del tesoro bien defendida eran remotas.

Fecha9 de septiembre de 1591
LugarAzores
Coordenadas39°30′43″N 31°10′55″OCoordenadas39°30′43″N 31°10′55″O (mapa)
ResultadoVictoria española
ConsecuenciasLa flota del tesoro de Indias llega segura a la península ibérica. España afianza su hegemonía naval en el Atlántico.
Beligerantes
Bandera del Imperio Español Casa de AustriaBandera del reino de Inglaterra Inglaterra
Comandantes
Alonso de Bazán
Martín de Bertendona
Marcos de Aramburu
Conde de Suffolk
Richard Grenville 
Unidades militares
55 buques de guerra22 buques de guerra
Bajas
2 barcos hundidos
~100 muertos o ahogados​
El Revenge capturado
250 muertos o prisioneros

Publicar un comentario

0 Comentarios


EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL

EVOLUCIÓN DEL IMPERIO ESPAÑOL